miércoles, 18 de mayo de 2016

Chubascos

Cada tarde tiemblan esas manos con que coges
viejos álbumes de fotos
y lees lo que antaño escribiste en su reverso
palabras que hablan de lo que no se te pagó
porque te has acostumbrado a que nadie se ocupe
del sabor amargo de tus mejillas
en ocasiones viene la juventud a verte
en medio del silencio incómodo
con que recuerdas la sangre en las rodillas
no hablaremos nunca de esto pero
en tus lágrimas
veo reflejado mi cabello en unos años y me levanto digna
y cierro la ventana
por si esta noche nos caen chubascos

No hay comentarios:

Publicar un comentario