jueves, 28 de enero de 2016

Ya no lo quiero

Seis de la tarde
aún de día en mi reloj
ya de noche en la ventana
Este invierno no solo le ha robado
la luz al sol
tampoco mi casa
parece ya mi casa

Rincones nunca antes vistos
-quién sabe si por falta de atención-
ropa ajena en los armarios
fotos de familia en las que no aparezco
Qué extraña sensación

Si estuvieras aquí
tal vez te invitara a mirarme
en el balcón
Pero no eras tú ni yo era yo
Era yo ayer
y era yo mañana
Pero esta tarde soy
Y esta tarde ya no te quiero

Quizá por eso esté mi hogar
desorientado
y me confunda con una extraña
para nada bienvenida

Quizá por eso hoy no la sienta
ya mi casa
Quizá por eso esta tarde
no tenga yo cama ni suelo
propios


Quizá porque todo fue mío ayer
hoy
ya no lo quiero


No hay comentarios:

Publicar un comentario