sábado, 9 de enero de 2016

ETERNIDAD

Se están besando
se tocan
y se abrazan
se sienten
la piel

El uno
la recorre con
sus dedos
el otro
vibra
de placer

Y no hay
momento
más íntimo
que, si acaso,
el de morir
que el que
acontece
en este
instante
entre un hombre
y su violín

Porque no hay
unión
más verdadera
ni más pura
ni más plena
que la que los hombres
en su fecha
y la música
inmortal
juegan cuando
quieren
y destrozan
por igual

Porque no hay
destino
más incierto
que, si acaso,
el del amar
que el que
ambos
van recorriendo
buscando la

eternidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario