martes, 28 de julio de 2015

Como el no volverte a ver

No creí
que se pudiera querer sin hablar
pero lo cierto es
que podría amarte sin mirarte
y pasarme la vida escuchando
el fuego que ha roto lo grave de tu voz

El olor de tu cuello aún sin colonia
y la risa nerviosa de quien comete un pecado
y tu jersey doblado con cuidado en el lavabo
y tu apoyo en mi espalda
que si no se cansa

No creí
que se pudiera querer sin estar
pero pequé de incrédula
porque te seguiré incluyendo en mi compás
por si te apetece seguirme el ritmo

Mientras tanto
por favor
invítame a un café
y que sea tan amargo
como el no volverte a ver

2 comentarios: