lunes, 1 de junio de 2015

Que arda el cielo

Que arda el cielo
que arda porque te quiero
y allí no encontraría
el mar de tus deseos
Que arda el cielo
y no se treva a retenerme
porque volveré a buscarte
aunque no pueda quererte
Que arda el cielo
y mil chispas de colores
caerán sobre tu espalda
dibujando ramos de flores
Que arda el cielo
que tiene que arder
porque lo digo yo
y así tiene que ser
Que arda el cielo y al arder
caigan los ángeles
perdidos en tus lunares
y recorran tu olvido
por los oscuros lugares
Y cuando arda el cielo
-que arderá, ya lo verás-
hacia arriba mirarás
y habrás de encontrarme dormida
sujetando una antorcha
prendida con mi libertad

No hay comentarios:

Publicar un comentario